Jabones al natural
A fondo

PRIMERA HORA > A TU MANERA
miércoles, 19 de abril de 2006

Cristina H. Gil de Lamadrid PRIMERA HORA

Los jabones pueden ser confeccionados con mirra, sándalo, romero y yerbabuena, entre otros ingredientes. (PRIMERA HORA/ Gerald López-Cepero)

Muchos han olvidado el poder de la tierra. La madre naturaleza que nos brinda ciertas plantas con propiedades curativas que benefician nuestra salud física y emocional. Precisamente, la artesana María Elena Rocafort confecciona jabones, especialmente con sábila, para conjugar todas estas bondades.

En su taller, ubicado en una urbanización en Bayamón, la empresaria elabora sus creaciones aromáticas. Para Rocafort, éste es el mejor lugar para inspirarse a crear porque está rodeada de sus hijos, así como de la naturaleza.

En el huerto de su patio emergen algunas de las hierbas y flores que componen sus productos. Sándalo, romero y yerbabuena, así como rosa, orquídea e ylang ylang, son sólo algunos de estos cultivos.

Sin embargo, la sábila es la reina de su vergel. Gracias a esta "planta milagrosa", su hija Mía mejoró una condición de resequedad en la piel. Y es que esta planta semitropical, conocida en latín como "aloe vera", cuenta con múltiples propiedades curativas. Se dice que la gelatina de la sábila contribuye a acelerar la cicatrización de heridas y a reparar la piel dañada, en casos de acné y quemaduras. De igual modo, mejora la circulación linfática y sanguínea, entre otros beneficios.

Adentrándose a su mundo

Tras descubrir las bondades de la sábila hace seis años, la también química ha estado inmersa en la creación de su línea "María Rocafort... al natural". Además de aceites y jabones afrodisíacos, perfumes y ungüentos, su marca ofrece jabones hechos con sábila, aceite vegetal y los distintos ingredientes que el cliente desee.

Todos estos jabones están diseñados de acuerdo con la necesidad de la persona. "Hay estudios científicos que revelan que hay esencias que cuando entran en el sistema sanguíneo, te relajan. Si tú quieres estar totalmente relajado, usas la menta. También, a las mujeres que se van a casar, les recomiendan pétalos de rosas para su relajación metal", señaló la artesana licenciada por el Departamento de Fomento.

Incluso, la empresaria reunió las propiedades de la rosa en un aceite tipo perfume a base de los pétalos de esta hermosa flor. "La línea Mía -inspirada en mi hija- sirve de relajante muscular y ayuda a (combatir) la ansiedad. Además, la rosa tiene una empatía con el aparato reproductor de la mujer¨, explicó.

La lavanda es otra esencia que sirve como fuente de salud. Según Rocafort, la misma es un analgésico que alivia el dolor y la tensión muscular. También, promueve la regeneración de tejido humano.

Incluso, la experta señala que la esencia del ylang ylang se utiliza para cuidar la piel seca y grasa. Asimismo, se puede usar como tonificante para reafirmar los senos.

De hecho, todos estos conocimientos sobre la aromaterapia, incluyendo la fabricación de jabones, están al alcance de todas las personas interesadas en el mundo aromático. En su laboratorio de esencias, la empresaria ofrece un taller "donde la gente aprende a confeccionar su propio jabón. Y, a su vez, esto contribuye a fomentar la artesanía puertorriqueña".

Paso a paso

Para mostrarnos el arte de su pasión, María Elena Rocafort nos explicó, paso a paso, la ejecución de su labor diaria. A continuación, te presentamos -de manera sencilla- el proceso de confección de jabones.

1. Antes de comenzar el procedimiento, organiza los utensilios de tu área de trabajo.

2. Prepara los aceites vegetales y la lejía (substancia que endurece el jabón) de acuerdo con tu receta, y combínalos. Luego, espera unos minutos y toma su temperatura.

3. Utiliza un agitador (instrumento manual eléctrico) para agitar la mezcla hasta que esté lista para saponificar (reacción química).

4. Selecciona las hierbas, las esencias y la mica (el color del pigmento natural) que desees incluir en la receta y añádelas a la mezcla.

5. Coloca la mezcla en un molde y cúbrelo con una toalla para mantener el jabón a una temperatura bastante caliente.

6. Mantén el jabón cubierto por la toalla durante 24 horas.

7. Córtalo en barras y guárdalo en un ambiente fresco, libre de humedad, de dos a tres semanas antes de utilizarlo.

Los talleres de María Elena Rocafort se llevan a cabo todos los sábados, de 10:00 a.m. a 1:00 p.m. Para más información sobre el curso o los productos de la artesana, puedes llamar al 787-607-2983 o al 787-607-2880.